Microsueño 1: Frente a mí

Voltaje - (c) Dorothea Tanning

Voltaje – (c) Dorothea Tanning

I.

Estoy en una habitación diáfana, con una potente luz blanca. Inquietud. Hay una mujer sentada frente a mí. Sonríe. Tiene los ojos negros. Me mira fijamente y abre la boca. Con leves movimientos giratorios de su muñeca, enrolla sobre su lengua un largo cordel. Cuando acaba, sujeta entre sus labios el extremo final. Con una cerilla encendida que aparece entre sus dedos, lo prende. El cordel echa chispas como una bengala. Y succionando, se lo introduce en la boca. Me asusto. Pero ella no parece quemarse, ni sentir dolor. Con un fuerte sonido gutural, se lo traga.

II.

La mujer sigue frente a mí, sonriendo. Noto algo en mi garganta. Es incómodo. Me introduzco los dedos en la boca y tiro hacia afuera: es un cordel blanco, luminoso. Lo siento salir rozándome el esófago. Es muy largo. Parece interminable. Impaciencia. Tiro fuerte y sale por completo. De su extremo cuelga un tapón de corcho, viejo, sucio. No siento dolor. Desconcertada, miro a la mujer. Siento el impulso de preguntarle algo, pero me quedo callada. Nos miramos en silencio hasta que la luz dentro de la habitación va disminuyendo hasta volverse muy tenue.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *